En FUNERALES CRUZ queremos recordarle algunos aspectos de la tradición del día de muertos próxima a celebrarse en México, entre el 1 y 2 de noviembre.

Esta tradición viene de la época prehispánica, donde según la visión indígena este día implicaba el retorno temporal de los espíritus de las personas fallecidas para encontrarse y convivir con sus familiares y amigos. Y así ha sobrevivido hasta nuestros días.

Para ello, se instala un “Altar del Día de Muertos”, dónde se colocan fotografías y alimentos de las personas que “regresarán esa noche”, con la intención de que vuelvan a disfrutar de aquellas comidas y bebidas que disfrutaban estando en vida.

Además, los altares y el camino hacia ellos se llenan de flores, principalmente cempasúchil, ya que el color amarillo vivo de sus pétalos les indica a las almas el camino a casa.

Es así como en México, con esta celebración, la muerte no significa ausencia, sino al contrario: una presencia viva de los seres queridos.