La crisis de salud por el Covid-19 ha provocado que los crematorios no tengan la suficiente capacidad para albergar los cuerpos, por esta razón algunas funerarias en México sí están entregando el cuerpo a los familiares, por esta razón damos algunas medidas para evitar el contagio cuando esto suceda.

Use la tecnología para conectarse de manera virtual con familiares y amigos durante el proceso de duelo.

Limite la concurrencia a funerales que se realizan inmediatamente después del deceso a un número reducido de personas que incluya a familiares directos y amigos cercanos y deje para más adelante los servicios conmemorativos adicionales, para cuando las directrices de distanciamiento social sean menos rigurosas.

Practique el distanciamiento social, al mantener una distancia de al menos 2 metros entre los asistentes, el personal del establecimiento y las personas encargadas de oficiar la ceremonia cuando se lleven a cabo los servicios presenciales con poca concurrencia.

Se deben modificar los ritos o rituales funerarios, evitando tocar el cuerpo o las pertenencias de la persona fallecida u otros objetos ceremoniales, esto con el fin de preservar la seguridad de todos.

Debe usar mascarillas y cubrebocas mientras se encuentra rodeado de personas o fuera de casa.


Artículo creado con información de espanol.cdc.gov.